Los nombres de nuestros modelos de vivienda son un merecido homenaje a los maestros de la arquitectura

 

El hecho de que en EVOLUCASA estemos bautizando con el nombre de los arquitectos más revolucionarios de la historia a nuestros modelos de viviendas preindustrializadas de hormigón, simboliza el espíritu de nuestra empresa.

Y por supuesto rinde un merecido homenaje a estos artistas:

  1. William Morris (1834-1896)
  2. Frank Lloyd Wright (1867-1959)
  3. Walter Gropius (1883-1969)
  4. Ludwig Mies van der Rohe (1886-1969).

Todos ellos contribuyeron de modo significativo al impresionante cambio que se produjo en el mundo de la arquitectura entre los siglos XIX y XX.

Destaca por su labor pedagógica la figura del Walter Gropius, fundador de la célebre escuela de La Bahuaus, por cuyas aulas pasaron tanto profesores como alumnos que, con sus enseñanzas y trabajo, universalizarían para siempre la idea de unir arte y función, racionalizando la industria de la construcción para conseguir edificar con mayor rapidez y con menor coste económico, pero sin olvidar la calidad de vida de las personas que van a habitar en esos edificios.

Y esa es la idea central, el punto de partida desde el que inicia su andadura EVOLUCASA

Porque EVOLUCASA recoge y adapta al siglo XXI todas las enseñanzas de los dos siglos anteriores para poner al alcance de todo el mundo un nuevo concepto de vivienda fruto de lo que nos gusta denominar como “Construcción inteligente”.

Estamos hablando de viviendas preindustrializadas de hormigón que permiten, partiendo de cero, dejar completamente acabado una vivienda unifamiliar en tan solo tres meses y con unos costes hasta un 50% inferiores al de la construcción tradicional.

Pero insistimos en algo fundamental para nosotros: las personas que van a habitar en las viviendas de EVOLUCASA. Son personas que van a disfrutar de un nivel de confort superior al de las viviendas tradicionales gracias a las características técnicas de los materiales empleados, a la calidad de los acabados, a la eficiencia energética y a un elevado número de ventajas más.

 

Los nombres de nuestros modelos de vivienda son un merecido homenaje a los maestros de la arquitectura